El fraude hipotecario y el fraude de bienes raíces son dos tipos de fraude que las autoridades han estado procesando agresivamente en años recientes. Si enfrenta cargos, podría ser objeto de importantes multas y encarcelamiento. Debe luchar contra estos cargos agresivamente con un abogado cuya capacidad de proteger sus derechos esté más allá de cualquier duda.

El abogado Frank Rubino tiene la experiencia, el conocimiento y la determinación necesarias para proteger sus derechos. Luche contra los cargos de fraude. Llame al 866-718-3994 para programar una consulta con un experimentado abogado defensor.

Desde su oficina principal en Miami, Florida, Frank Rubino representa a clientes en todo el país en una variedad de cargos relacionados con fraudes.

DEFENSA EXPERIMENTADA, REPRESENTACIÓN AGRESIVA

El abogado Frank Rubino tiene amplio conocimiento y experiencia con el manejo de casos de delitos patrimoniales a nivel federal, como los que involucran fraude hipotecario o fraude de bienes raíces. En sus 30 años de carrera se ha hecho de una reputación por su éxito en casos criminales de gran escala a nivel estatal, federal e internacional. Él proporciona representación agresiva en defensa criminal para inversionistas, corredores de bienes raíces, presuntos compradores fantasma y otros individuos que enfrenten acusaciones de fraude hipotecario o de bienes raíces.

COMPRENDA LOS CARGOS DE FRAUDE

El fraude hipotecario/fraude de bienes raíces involucra estafas en las que se defrauda a una institución de crédito asegurada por el gobierno federal (un banco). Existen múltiples estafas de fraude hipotecario que van desde segundas hipotecas silenciosas y ejecuciones hipotecarias hasta estafas que involucran valuaciones infladas y préstamos ficticios. La mayoría de los casos de fraude hipotecario o fraude de bienes raíces involucra uno de los siguientes:

  • Préstamos a representantes/compradores fantasma para comprar propiedades: Un comprador fantasma se utiliza para comprar una propiedad para un inversionista que de lo contrario podría no estar calificado para un préstamo debido a que cuenta con múltiples prestamos más para propiedades. Si bien el inversionista tenía la intención de revender la propiedad en algunos meses para obtener una ganancia, la caída repentina del mercado causa que este incumpla en sus pagos y que se descubra su plan de reventa de propiedades. A pesar de que el plan de reventa de propiedades tenía intenciones legítimas y legales, el inversionista enfrenta cargos por fraude a causa del engaño que se utilizó para para adquirir el bien raíz.
  • Valuaciones infladas: Se usan compradores fantasma para comprar propiedades a nombre de un inversionista. La propiedad se vende una y otra vez, cada una de ellas con un precio mayor gracias a valuadores, gestores inmobiliarios y otros individuos corruptos. Las ganancias a menudo terminan en el bolsillo del inversionista, el valuador, el corredor de bienes raíces u otra parte interesada.

Los cargos de fraude hipotecario y fraude de bienes raíces son muy serios. Los acusados pueden ser procesados no solo por la pérdida real causada por la estafa de fraude hipotecario, sino también por la pérdida prevista. Si bien los fiscales usarán todas las tácticas disponibles para inflar la pérdida prevista en casos de fraude hipotecario a nivel federal, el Sr. Rubino tiene la experiencia necesaria para cuestionar eficazmente sus valuaciones y minimizar la pérdida prevista, reduciendo así las potenciales consecuencias que enfrentarían los clientes.

UN DESPACHO EQUIPADO PARA TENER ÉXITO CONTRA ACUSACIONES DE FRAUDE HIPOTECARIO

El despacho jurídico de Frank Rubino cuenta con lo necesario para manejar defensas en casos multimillonarios de fraude hipotecario, que incluyen acusaciones de fraude hipotecario que se realizan en conjunto con otras acusaciones como fraude postal y electrónico, fraude fiscal y lavado de dinero. Esto incluye el conocimiento, las habilidades y los recursos necesarios para diseñar estratégicamente defensas sólidas. Cuando funcionarios federales lo acusen de realizar ofertas ilegales a propietarios de viviendas que enfrentan ventas por ejecución hipotecaria, estafas de comprador fantasma, obtener préstamos hipotecarios de forma fraudulenta o falsear información en solicitudes de préstamos, puede tener la confianza de que está trabajando con representación legal de la máxima calidad.

MAYOR PERSECUCIÓN DE FRAUDES DE BIENES RAÍCES

A solicitud de los acreedores, el gobierno federal aumentó significativamente su investigación y persecución de fraude de bienes raíces que involucre estafas de segunda hipoteca silenciosa, estafas de prevención de ejecución hipotecaria y compradores fantasma que adquieran bienes para un inversionista que de lo contrario no calificaría para un préstamo.

La caída súbita del mercado de bienes raíces ha causado problemas considerables para inversionistas en propiedades que quizás tenían intenciones legítimas y legales de adquirir propiedades para revenderlas más adelante, pero que se quedaron con bienes que no podían revenderse. Estos inversionistas y los compradores fantasma que los ayudaron a adquirir múltiples propiedades ahora enfrentan cargos de fraude de bienes raíces por el engaño que se utilizó para comprar la propiedad.

Menos común en el clima actual de los bienes raíces es el fraude de bienes raíces que involucra valuaciones infladas en las que una propiedad se compra en varias ocasiones, cada una a un mayor precio y el inversionista, valuador, corredor de bienes raíces u otra parte interesada se queda con las ganancias.

NUNCA ES DEMASIADO PRONTO PARA LLAMAR

A menudo la gente se entera de que es objeto de una investigación criminal federal antes de que se les acuse. Sin importar en qué parte del proceso legal se encuentre, lo mejor es tener un experimentado abogado de defensa de fraude fiscal a su lado. La intervención de un abogado puede llevar a que se retiren los cargos o a que se presenten cargos menos sustanciales.

No importa cómo se haya enterado de sus problemas -ya sea que su gestor inmobiliario lo haya notificado, su banco lo haya contactado o que agentes federales se hayan presentado en su puerta. Si sospecha que lo están investigando, incorpore al abogado defensor Frank Rubino a su caso lo antes posible. Llame al 866-718-3994 o envíe un correo electrónico al despacho hoy mismo.

Se habla español.