Defensa de Delitos Criminales Menores

Los crímenes que son considerados menos serios se llaman Delitos Menores. Un delito menor es generalmente castigado con una multa o encarcelamiento en la cárcel local por un periodo de menos de un año. Los procesadores fiscales generalmente no llaman a un jurado a investigar o dar castigos por cargos de delitos menores, aun cuando la misma conducta puede calificar para cargos de delito menor o felonía. Los delitos menores son generalmente presentados como un cargo escrito o "información." En algunos estados, los acusados pobres no tienen derecho a un abogado nombrado por la corte cuando cometen un delito menor. Los cargos pueden ser considerados menores, pero ser acusado de un cargo - aun si no se considera que la persona sea encontrada culpable - causa una mayor interrupción en la vida del acusado. Como en cualquier caso criminal es esencial que el acusado de un delito menor tenga la representación más adecuada para su defensa. Una persona acusada de un delito menor debe consultar con un abogado experimentado en defensa de asuntos criminales.

Los delitos menores son a veces manejados en cortes especiales que tienen procesos simplificados. Por ejemplo, en algunos estados, el acusado que quiere un juicio con jurado en un caso de delito menor tendrá que presentar una petición especial y pagar una tarifa. Un abogado con experiencia en defensa criminal podrá aconsejar al acusado sobre el proceso a seguir.

Castigos Para Delitos Menores

Como regla, los castigos y otras consecuencias de una convicción por crimen menor son menos severos que los castigos por felonías. No solo los términos de encarcelación son más cortos, pero también el resto de las consecuencias no son tan dramáticas. Generalmente una persona que tiene en sus antecedentes una convicción por delito menor puede votar, servir en un jurado y practicar su profesión. Un abogado defensor puede, a veces, tratar de negociar el cambio de felonía a delito menor, de modo que no solo se minimice el castigo sino que también amortigüe las consecuencias para el futuro.

Los Crímenes Pueden Ser Felonías o Crímenes Menores

Según las circunstancias de cada caso, algunos crímenes pueden ser considerados felonías o crímenes menores. Las felonías serias, por ejemplo asalto o abuso sexual, casi siempre se refieren a conducta que podría ser la de un delito menor. Si un asalto causa daño físico, se considera una felonía. Un simple asalto que no causa daños duraderos es un delito menor. Del mismo modo, aun cuando las ofensas de drogas son generalmente felonías, la posesión de cantidades pequeñas de marihuana se considera delito menor en muchos estados.

Las ofensas menos serias, tal como violaciones a las leyes del transito, son casi siempre consideradas delitos menores. Puede que en algunos casos sean felonías pero en general son sólo infracciones. Una violación de las leyes del transito es casi siempre una infracción siempre y cuando no hubo choque y nadie sufrió heridas, o no hubo daño a la propiedad. La violación se convierte en felonía si es que alguien resulto herido, o hubo destrucción de propiedad.

Conclusión

Los delitos menores no tienen la amenaza de castigos severos o de consecuencias para el resto de la vida como lo tienen las felonías, pero una convicción de delito menor puede ser costosa, tanto en el aspecto financiero como en el área personal. Si usted, o alguien que usted conoce enfrenta una acusación por un delito menor, póngase en contacto con un abogado experimentado en defensa de asuntos criminales sin demora.