Como Encontrar Trabajo Despues de una Conviccion Criminal

Últimamente los empleadores se preocupan por saber si un solicitante de trabajo tiene un antecedente criminal. Parte de esta preocupación tiene que ver con veredictos que se han dado contra empleadores que contratan personas con antecedentes criminales y que dañan a otros. Se considera responsable al empleador de estas personas. Como resultado, algunas firmas conducen una revisión de los antecedentes del candidato antes de darle empleo y muchas veces deciden no emplear a personas con antecedentes criminales. Sin embargo, sin posibilidades de empleo como puede una persona en esta situación tener oportunidad de empezar de nuevo y llegar a ser un contribuyente para la sociedad. Esta y otras preguntas pueden explicar claramente por un abogado bien informado en la ley criminal.

Aun Cuando los Empleadores Pueden Preguntar, A Veces No Pueden Rechazar a Solicitantes con Antecedentes Criminales

La sociedad tiene interés en ayudar a la gente con antecedentes criminales para que encuentren empleo. Las solicitudes de empleo preguntan si el solicitante tiene antecedentes criminales. Si el solicitante miente, corre el riesgo de ser despedido. Por otro lado, si dice la verdad, se pone en riesgo de no obtener el trabajo.

Hay, sin embargo, límites legales para lo que puede hacer el empleador. Las cortes han encontrado que negar empleo automáticamente puede resultar en discriminación contra ciertos grupos de gente. Para evitar la posibilidad de discriminación, los empleadores deben determinar si hay una razón sólida para no contratar a un individuo con historia criminal, tomando en cuenta la naturaleza de la ofensa, si está relacionada con el trabajo, cuando ocurrió, y que ha hecho la persona en su vida desde el tiempo de la condena. Los abogados con experiencia en esta área de la ley pueden aconsejarle si es que usted ha sido victima de discriminación ilegal.

No Es Necesario Revelar Toda la Historia Criminal

En algunas circunstancias, una persona buscando trabajo no necesita presentar información que le pueda dañar, por ejemplo, arrestos que no resultaron en condena o que no están pendientes. Hay también limitaciones en cuanto a informar de decisiones antes del juicio que por estatuto no se consideran ofensas criminales; puede que también haya restricciones relacionadas con ofensas de drogas. Algunos estados también tienen procedimientos para "borrar" judicialmente una ofensa criminal.

Consejos Para Re-Entrar a Trabajar

Algunas de las ideas para re- entrar al mundo del trabajo incluyen que:

  • Sea honesto aun cuando se le nieguen ciertas posiciones, decir la verdad es la mejor manera de conseguir un trabajo que se puede mantener por largo tiempo.
  • Empiece a buscar trabajo entre familiares, amigos y conocidos que pueden a lo mejor considerar contratar alguien que conocen, a pesar de los antecedentes criminales.
  • No espere que el primer trabajo sea el trabajo ideal. Es más importante empezar y seguir desde ahí ya que los empleadores saben que la mejor muestra de que hará bien un trabajo en el futuro es ver como hizo el trabajo anterior.

Conclusión

Completar un periodo de tiempo en prisión, terminar de pagar una multa o restitución pueden ser solo el comienzo de pagar el precio de una condena criminal. Los costos pueden extenderse a la búsqueda de empleo después de la condena, poniendo barreras para completar la rehabilitación y entrar nuevamente en la sociedad. Pero hay esperanzas ya que la directa discriminación por antecedentes criminales es ilegal y algunos empleadores están dispuestos a dar a estas personas una oportunidad. Un trabajo, cualquier trabajo puede ser el primer paso hacia rehacer su carrera. Abogados con experiencia en defensa criminal pueden enseñarle las varias opciones a sus clientes y pueden aconsejarles en como mejor planear para el futuro.