Jump To Navigation
Cargos por drogas

Si han sido acusado de algún delito relacionado con drogas, ya sea federal o internacional. Somos el despacho legal indicado para ayudarle. Contáctenos, nuestra oficinas cuentan con la experiencia necesaria para llevar casos relacionados con drogas, tales como: Compra - Venta, fabricación, distribución, posesión, transportación y más.

Los cargos por drogas abarcan una amplia gama de delitos, desde los menos graves, como posesión simple de una pequeña cantidad de determinadas drogas, hasta los más graves, como la participación en un negocio delictivo regular relacionado con drogas, o la elaboración y distribución de éstas. Sin embargo, hasta los cargos menores pueden ser aterradores y conllevan el riesgo de penas graves; por supuesto, los cargos más graves pueden dar origen a consecuencias aún más graves. Un abogado penalista experto de Frank A. Rubino en Miami, Florida, puede hacer que la experiencia sea menos aterradora, respondiendo preguntas y guiando a un acusado a través del complejo laberinto legal que lo espera.

Leyes federales y estatales sobre drogas

Si bien es cierto que en un principio las drogas fueron aceptadas como parte de muchos rituales religiosos y alabadas por sus efectos medicinales, la opinión que la sociedad tenía con relación al uso de éstas cambió y a principios de 1900 surgieron las primeras leyes sobre narcóticos. En 1970, el gobierno federal aprobó la Ley de Control y Prevención de Abuso de Drogas, que codificó la ley federal sobre drogas en un sistema uniforme. La Ley clasifica las drogas en cinco categorías, enlistadas en anexos y establece requerimientos reguladores y sanciones para el mal uso de las drogas en cada anexo. La Ley también permite que el Procurador General de Estados Unidos, si es necesario, agregue nuevas drogas a los anexos. La mayoría de los estados cuenta con leyes sobre drogas similares a la ley federal, pero las sanciones pueden ser menos severas y más flexibles que las directrices federales de condena, de acuerdo a los esquemas de sentencia estatales. Por ejemplo, de acuerdo a la ley estatal, una acusación de posesión simple puede recibir como sentencia un tratamiento contra las drogas en vez de encarcelamiento y, los infractores sin antecedentes penales que hayan cometido crímenes incluso más graves, podrían recibir libertad condicional.

Los castigos y restricciones legales más severas involucran las drogas de los Anexos I y II, tal como se establece en la ley federal. Las drogas del Anexo I son aquellas con un alto potencial para el abuso, que no se utilizan médicamente y son peligrosas para el consumidor, aún bajo supervisión médica. Las drogas de este tipo más conocidas son la heroína, LSD, mescalina, marihuana y peyote. Las drogas del Anexo II tienen un alto potencial para el abuso y para una seria dependencia sicológica y física, no obstante, en la actualidad se aceptan para su uso médico. Las drogas del Anexo II incluyen opio, cocaína, metadona, anfetaminas y metanfetaminas. Las drogas en el Anexo III, por comparación, tienen menos potencial para el abuso que las drogas del Anexo II, un potencial moderado para la dependencia sicológica o física y un uso médico aceptado. La droga más conocida del Anexo III es la nalina, que se utiliza para detectar el uso de narcóticos. Las drogas del Anexo IV tienen menos potencial para el abuso que las drogas del Anexo III, tienen un potencial limitado para la dependencia y son aceptadas en tratamientos médicos. Estas drogas incluyen tranquilizantes, meprobamato, hidrato de cloral, la mayoría de las drogas que inducen el sueño y sedantes. Las drogas del Anexo V tienen un bajo potencial para el abuso, riesgo limitado de dependencia y usos médicos aceptados, incluyendo drogas con pequeñas cantidades de codeína u otros narcóticos.

Delitos e infracciones relacionadas con drogas

Las directrices federales de condena comienzan con niveles de infracción base para cargos por drogas y añaden y sustraen unos cuantos niveles, dependiendo de ciertos criterios específicos. Mientras mayor el nivel de infracción, más severa la sentencia. El nivel de infracción base según las directrices federales difiere para las distintas cantidades de la misma droga. Por ejemplo, si la condena es por el delito de elaboración de 300 kilogramos de heroína, el nivel de infracción base es distinto al de una condena por elaboración de 300 kilogramos de cocaína. El crack es una forma de cocaína y aparece en el mismo anexo de las sustancias controladas, pero la cantidad de crack necesaria para imponer una cierta condena es inferior a la cantidad de cocaína en polvo. Es esencial que un inculpado esté representado por abogados con experiencia en estos asuntos. Frank A. Rubino comprende cómo se procesan y condenan estos delitos y puede ayudar a encontrar la mejor forma de descifrar las complejidades.

El delito de "posesión simple" requiere que el infractor, consciente y voluntariamente, tenga en su poder una droga incluida en los anexos, sin una prescripción válida. El gobierno debe probar que el infractor sabía que se trataba de una sustancia controlada y la tenía en su poder o estaba bajo su control, individualmente o con otras personas.

Elaboración, distribución o posesión de una sustancia controlada con la intención de entregarla es un delito que se castiga con penas que van de menos a más, dependiendo de las drogas involucradas, la cantidad y los antecedentes previos del infractor. Distribución de sustancias controladas a personas menores de 21 años de edad, distribución de sustancias controladas cerca de una escuela e inducir a jóvenes menores de 18 años a violar las leyes sobre drogas, son tres delitos con castigos mayores, para los que la condena es dos o tres veces superior a la aplicada por distribuir esa cantidad y tipo de droga en otras circunstancias.

Los cargos por el delito de "negocio delictivo regular" se aplican cuando el acusado comete un delito grave relacionado con drogas, como parte de un negocio o esquema regular con cinco o más individuos y del que se derivan ingresos importantes. La condena es de 20 años a cadena perpetua, o incluso pena de muerte si el imputado asesina intencionalmente a otro en el curso del negocio.

Conclusión

Los delitos relacionados con drogas conllevan duros castigos, especialmente de conformidad con la ley federal. Si usted ha sido imputado con un delito relacionado con drogas, podría enfrentar un tiempo en prisión. Si su futuro está en riesgo debido a un cargo por drogas, no dude en llamar a un abogado criminalista experto de Frank A. Rubino, en Miami de Florida, quien pondrá sus habilidades y conocimientos a su servicio.

Miami Office
Frank A. Rubino
1001 Brickell Bay Drive
Suite 2206
Miami, FL 33131

305-858-5300
Toll Free: 1-866-718-3994
Miami Law Office
Email the Firm

Houston Office
Frank A. Rubino
712 Main St
Houston, TX 77002

713-574-7716
Toll Free: 1-866-718-3994
Houston Law Office
Email the Firm

  • Super Lawyers
  • See Us in Action YouTube

Contact Frank A. Rubino

NOTE: Labels in bold are required.

Contact Information
  1. disclaimer.

Frank A. Rubino has appeared in courts throughout the United States, including New York, California, Texas, New Jersey, Georgia, Michigan, Florida and Washington D.C. He also assists clients in Europe, Asia, the Middle East and many Central and South American countries, including Peru, Colombia, Argentina, Honduras, Panama, El Salvador and Guatemala. His office staff is fluent in Spanish.

FirmSite® by FindLaw, a Thomson Reuters business.